HERRAMIENTA TELEGRÁFICA

La que yo llamo “herramienta telegráfica” es la manera más sencilla de comenzar. Si alguna vez has respondido uno de esos test de las revistas, ya sabes de lo que hablo.

–       Yo nunca he hecho uno de esos test.

Permíteme que lo dude, pero aún así, no te preocupes que ahora te explico de qué se trata.

Para no partir de cero, creamos un test en el que sólo tendremos que rellenar los espacios en blanco con las mínimas palabras posibles. Cuando lo hayamos completado, tendremos una idea bastante clara de qué personaje hemos creado.

Yo os voy a hacer una propuesta de test, pero con la práctica cada uno puede adaptarlo a su forma de trabajar añadiendo o quitando ítems. El test tiene cuatro apartados: aspecto físico (lo más evidente, lo que salta a la vista), aspecto personal (características objetivas del personaje), aspecto social (cómo se relaciona con el mundo) y aspecto psicológico (lo que define su personalidad). Vamos a verlo:

Aspecto físico:

Aquí tendremos que rellenar datos como Nombre, Sexo, Edad, Complexión (atlética, delgado, obeso, etc.), Manera de vestir, Color de ojos y pelo, Taras físicas (si queremos que las tenga), Rasgo predominante (Ejemplo, gran nariz, preciosa boca, manos muy pequeñas, lunar en la mejilla…), Tipo de voz, etc.

Aspecto personal:

Por aspecto personal nos referimos a cosas como: Trabajo actual, Trabajos anteriores, Proyección laboral, Hobby, Nivel de estudios, Inclinación sexual, Inclinación política, Coeficiente intelectual…

Aspectos sociales:

Aquí pensaremos: Estado civil, Clase social, Familia (si tiene padres, cómo son, si tiene hermanos, cómo son, si tiene hijos, cómo son, si está casado o casada, cómo es su pareja…), Relación con su familia, Amigos, Compañeros de trabajo, Dónde vive, Con quién, Con quién sale, Dónde, Cómo se divierte los fines de semana, Pertenencia a algún grupo (clases, grupos de excursionistas, taller de cocina, grupo religioso…), etc.

Aspectos psicológicos:

Profundizaremos en su yo interno respondiendo a cosas como: Fobia, Filia, Adicción, Habilidades (qué se le da bien), Qué ambiciona, Valores (ejemplos: lealtad, solidaridad, amistad, bondad), Virtud (ejemplos: constancia, inteligencia), Defecto (no físico), Secreto, etc.

Tras rellenar este test, casi sin querer tendremos un retrato bastante detallado de nuestro personaje. Además de su aspecto físico, sabremos cómo se desenvuelve en el medio social y en relación con sus familiares, amigos y entorno de trabajo, y conoceremos lo más relevante de su yo profundo: qué secreto guarda, qué desea con toda su alma, qué odia…

Sobra decir que hay que responder a este test con coherencia, no lo primero que se nos ocurra. No podemos decir que la relación con sus padres es de odio y destacar como virtud su amor filial, por ejemplo.

Con estos datos ya seremos capaces de plantar a este personaje en medio de una historia y hacerle que cobre vida, aunque sobre el tema de relacionar al personaje con la historia hablaremos cuando toquemos el tema de la investigación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s